Make your own free website on Tripod.com

Grupo Nikkol
INSUMOS

Home

Historía del Chile
Clasificación
Sistemas De Cultivo
INSUMOS
Imágenes
Ficha Exp.
Irradiación
Ficha II
Ficha III
Ficha IV
Ficha V

Primarios: Carburantes.

(Estructurales: Tractor de tipo medio equipado con arado de vertedera o de disco)

Para esta labor se emplean los arados de vertedera reversible, pudiéndose emplear también el arado de discos(grada) que, cuando se trata de un suelo que contiene piedras, raíces, restos de cosechas anteriores y/o malas hierbas, realiza la labor con mejores resultados. En las parcelas de huerta en las que el suelo se viene cultivando habitualmente, el empleo de la vertedera reversible está más generalizado, puesto que el desarrollo de la labor resulta cómodo y se adapta fácilmente a las dimensiones de dichas parcelas.

Humanos: Tractorista.

Es conveniente que el trabajador que realiza esta operación tenga experiencia en la misma, pues de ello depende muchas veces el buen acabado de ella.

PROCESO

La labor de levantar el terreno se realiza mediante la vertedera, que labra y voltea la tierra para conseguir una mejor aireación a una profundidad media de 30cm. Quedando el terreno preparado para recibir el abonado de fondo, caso de que no se hubiese realizado dicho abonado antes del inicio de esta labor.

Asimismo, el levantamiento del terreno da lugar a un movimiento de tierra que queda en terrones grandes y medianos. Al propio tiempo se entierran parte de los residuos vegetales y restos de la cosecha anterior. Un inconveniente de esta labor es lo que se llama formación de suela o endurecimiento de la parte inferior del suelo de cultivo, y el mal estado en que queda dicho suelo si se realiza en unas condiciones de humedad demasiado altas (suelo saturado).

Mediante esta labor suele producirse una cierta desnivelación del terreno, debido a la acción de volteo de tierra que realiza el arado de vertedera,, puedo que es difícil que se realice siempre a la misma profundidad en cada surco, aunque el tractorista que maneje el arado esté experimentado en esta clase de labores.

Además, en el caso de la profundidad del surco, intervienen, entre otras, la textura del suelo de cultivo, que puede variar por sectores.

Para la buena finalización de esta labor es conveniente que la profundidad de los surcos guarde una cierta relación con la separación de los mismos, no debiendo superar la profundidad del surco el 80% de la distancia de separación entre ellos.

RETRAL

El levantamiento del terreno también se puede hacer con la grada de disco, apero que voltea parcialmente el terreno dejándolo mullido y realizando una mezcla de éste bastante buena. Se suele emplear la grada de discos cuando ya se ha realizado una pasada de arado, ya que entonces se mulle más la tierra, y queda mejor nivelado el terreno que con la labor de arado. Además al ser más superficial la labor con este apero, no se suele formar suela en el terreno de cultivo y, si se forma, no es de mucha consideración. Se emplea de 4 a 5 hras/ha.

Cuando el terreno es duro y se realiza la labor con arado de disco se le debe adicionar peso. En algunas comarcas los trabajadores colocan piedras o pesos considerables sobre la armadura de los mismo. En cambio, se pueden labrar suelos pegajosos en los que las vertederas no dan una buena salida de la tierra labrada. También se puede emplear en suelos pedregosos sin que se lleguen a romper los disco, y en terrenos de nueva roturación en los que hubiera raíces y otras partes de árboles, puesto que el arado rueda sobre estos obstáculos, a diferencia de la vertedera, que podría quedar enganchada en ellos. Igualmente da buenos resultados en suelos muy sueltos, que son bastante apropia dos para labores no muy profundas, ya que ofrecen menos resistencia.

En algunos terrenos, por su propia constitución, la puntas de las rejas se desgastan con facilidad. Cuando se trabaja con arado de disco el desgaste es por igual y, por lo tanto, la duración de estos arados es mayor.

En un suelo de cultivo labrado con arado de disco, la capa inferior queda menos endurecida que cuando se labra con vertedera, aunque el volteo de la tierra no es tan completo ni el enterramiento de restos vegetales tampoco. No obstante, en condiciones de humedad buena y con tractores que desarrollen grandes velocidades, es conveniente su utilización, ya que la disgregación de la tierra es mucho mayor con menos gasto de trabajo.

Por otra parte, el arado de disco resulta más caro que la vertedera y, como consta de elementos móviles y cojinetes, su coste de conservación es mayor que el mantenimiento de la vertedera.

TRAILLADO

Objetivo

Allanar y nivelar el terreno para conseguir, en los riegos de pie, que el nivel alcance una altura constante y uniforme en toda la parcela, de tal forma que en la siembra o plantación no queden hoyos o golpes, ni tampoco plantas que puedan anegarse perjudicialmente o que queden fuera de la zona regada.

Pronóstico

Si se trata de un cultivo con riego por gravedad la nivelación es necesaria, puesto que el agua de riego, cuando es conducida a la parcela, deberá alcanzar en el surco una altura igual para que las condiciones de humedad sean similares en todas las plátulas, o que las semillas o binzas, en caso de siembra directa, puedan germinar y crecer hasta el siguiente riego.

Si se trata de un cultivo con riego localizado, no es necesaria la nivelación, siendo facultativo del agricultor su realización.

Para el nivelado de un terreno no es aconsejable el empleo de rulos y tablas o las gradas del tractor, ya que necesitan gran número de pasadas para conseguir buenos resultados, no siendo conveniente el empleo de aperos en abundancia en el terreno. El apero de mejores resultados es la traílla agrícola, que puede ser arrastrada o suspendida por el tractor y tiene distintos anchos y capacidades. Carga, transporta y vacía la tierra en aquellos sectores de la parcela en los que es necesario su empleo, realizando una nivelación en mejores condiciones que los otros aperos.

Esta labor es realizada también como complemento de la preparación del terreno, cuando se trata de un cultivo con riego de pie, para dejar el terreno en perfectas condiciones para el desarrollo de labores posteriores.

Insumos

Primario: Carburante
Estructurales: Tractor de tipo medio, equipado con traílla agrícola
Humanos: Tractorista

PROCESO:

Se realiza con el tractor y la traílla agrícola fundamentalmente, una vez que el terreno ha sido labrado o levantado convenientemente. Para efectuar el nivelado del terreno se dan pasadas a lo largo de la parcela en el sentido del riego, retirando tierra, que se coge en la traílla, de los sectores de la parcela que presenten altos o lomos y transportándola a los sectores con profundidades. Se emplean unas 5 hrs./ha.

Retral

Cuando en un terreno los desniveles son bastante sensibles, y es necesaria la nivelación del mismo para realizar en buenas condiciones el riego de pie, el empleo de nivélelas es muy indicado, así como también, en algunos casos, y dependiendo del tamaño de las parcelas, niveles de agua, consistentes en una manguera fina de plástico que tiene unas señales en los extremos como indicadores del nivel.

En algunos casos de nivelación, es necesario dar pasadas en sentido transversal al de riego para obtener unos buenos resultados, pero no es conveniente para el suelo que se repitan mucho las pasadas de tractor con apero, por los efectos de endurecimiento que puede provocar el uso abusivo de labores sobre él.
Para parcelas de gran superficie se emplean niveladoras accionadas con tractores, que con ángulo de trabajo ajustado, desarrollan éste con buenos rendimientos y con tanta sofisticación como el empleo de láser. Para efectuar la nivelación con estos medios, primero unos tractores labran la parcela y la hoja niveladora es arrastrada por un tractor de gran potencia, yendo montada sobre un soporte, ajustada con un mecanismo hidráulico y una cabeza captadora del rayo láser que emite una unidad que se coloca en un extremo de la parcela.

LABOR DE CULTIVADOR

OBJETIVO

Realizar labores complementarias, con objeto de desterronar, alisar, esponjar el suelo, combatir malas hierbas e incorporar abonos minerales y estiércol.

Conseguir un esponjamiento del suelo de cultivo, con un aumento del volumen poroso del mismo, para que de esta forma resulte más fácil la penetración del aire y del agua de riego y pretender moler la capa superior del suelo de cultivo y prepararlo para la siembra o la plantación.

PRONOSTICO

El cultivador está formado por varios brazos en cuyo extremo llevan unas rejas que pueden ser de formas muy diversas y que en general se montan a distancias variables sobre un bastidor constituido fundamentalmente por un conjunto de barras transversales.

INSUMOS

Primarios: Tractor de tipo medio equipado con cultivador
Estructurales: Carburantes
Humanos: Tractoristas

Proceso Después de la labor de subsolador o vertedera, y hasta el momento del corte del terreno, se suelen dar varios pases con cultivador, normalmente de forma cruzada, que actúan sobre la capa superficial del suelo (a una profundidad entre 15 o 20 cm.) procurando que el terreno quede llano.

RETRAL

Se pueden utilizar antes y después de la plantación o siembra si se dispone de los brazos adecuados.

Los distintos tipos de cultivadores se diferencian en la forma de su reja (escarificadoras, binadoras, cavadoras, etc.) o por los distintos tipos de brazos (rígidos, flexibles, etc.)

ABONADO DE FONDO

OBJETIVO

Básicamente el objetivo de esta práctica de cultivo es mejorar la estructura general y primaria del suelo con el aporte de materia orgánica y fertilizantes en las dosis establecidas, de acuerdo primordialmente con las necesidades futuras del cultivo.

PRONOSTICO

El empleo de fertilizantes de fondo y enmiendas, como labor preparatoria del terreno, se lleva a cabo, algunas veces, adicionándolos con los restos del cultivo anterior. Así se dispondrá de un margen mayor de tiempo para la descomposición de los aportes y su posterior transformación, enterramientos, etc., y se ahorran trabajos con labores posteriores de distribución.

El abonado de fondo, que puede ser mineral y orgánico, o simplemente en una de las dos formas, se puede hacer de forma superficial o de forma más compleja, si se localiza profundamente. Para la distribución superficial del abonado, se pueden emplear abonadoras mecánicas, tanque de purín, remolque distribuidores, etc. En algunos casos, y dependiendo del tamaño de la parcela, la distribución se puede hacer de forma manual, sobre todo si se trata de estiércol que se ha distribuido previamente en pequeños montones dentro de la misma.

El empleo de materia orgánica como fertilizante mejora la estructura del suelo, y es práctica usual en el cultivo del pimiento. Además de mejorar la cohesión de los suelos, da soltura a los mismos y aumenta la capacidad de absorción de los elementos principales de los abonos minerales. El estiércol y/o materia orgánica, son también mejorantes para los suelos con problemas de salinidad. La distribución de ellos se hace generalmente por la superficie de las parcelas de cultivo, bien con medio mecánicos o manuales, aunque estos últimos se emplean cada vez menos, y, posteriormente, mediante una labor se mezclan en el suelo de cultivo.

En los suelos arcillosos, se deben aplicar los estiércoles bastante descompuestos. Dicho aporte al suelo se debe hacer entre cuatro y seis meses antes de la plantación. Por el contrario, en terrenos sueltos arenosos y calizos, es conveniente una aportación de estiércol en dosis bastante menor, preferiblemente en estado poco descompuesto para mejorar la estructura del suelo.

Las diferente cantidades de estiércol a aplicar para cambiar la estructura de un suelo, varían en función del tipo de suelo, y estriban en que la descomposición del estiércol es más lenta en suelos arcillosos y de bajo contenido en cal que en suelos calizos y arenosos, debido a que el oxígeno del aire tiene más dificultad para circular por oír aquellos suelos que por éstos.

A continuación presento los valores límites normales de los componentes de un estiércol o abono orgánico:

Libro abierto

INSUMOS

Primarios: Estiércol y fertilizantes.

El estiércol que se adiciona al suelo debe estar bastante hecho. Se emplea el estiércol de cuadra, gallinaza e incluso purín procedente de granjas porcinas.

Como los estiércoles suelen ser bajos en contenido de fósforo con respecto a su contenido de nitrógeno y potasio, es conveniente aumentarles su contenido en fósforo con adiciones de superfosfato de cal del 18%, en una cantidad de 25-30 kg. por cada 1,000 k. de estiércol. La aportación del superfosfato al estiércol, se debe hacer de una manera más o menos uniforme distribuyendo el superfosfato en el estiércol conforme éste se va haciendo en el estercolero o en el lugar destinado a tal fin. Es recomendable que el superfosfato de cal que se aporta sea de baja graduación.

Estructurales: Distribuidoras de abono, tanque de purín, remolques, fresadora, etc.

Cuando la aportación al terreno es de estiércol, o en general materia orgánica, se emplean normalmente, remolques distribuidores que, provistos de un fondo móvil, llevan el producto hasta unos cilindros para que éstos realicen la dispersión del abono orgánico por el bancal. Hay varios sistemas de carga de los remolques distribuidores: Unos son de descarga trasera con cilindros distribuidores que pueden ser horizontales o verticales, y otros de descarga lateral accionados por un rotor que gira en sentido longitudinal. Estos remolques realizan una labor de distribución del abonado en espacio o franjas superiores a las de los remolques de descarga trasera. Si se desea colocar el abono en profundidad con los remolques, los rodillos distribuidores se sustituyen por rejas subsoladoras por medio de las cuales se incorpora el abono al suelo.
Para las aportaciones de estiércol en forma líquida o también de purín, se emplean remolques o cubas tanques de capacidad variable, provistos de un gran compresor para el llenado de la cuba y la consecución de una presión en el depósito, de manera que el caudal del líquido en las aplicaciones al suelo de cultivo, sea más o menos constante. Si la aplicación del abono líquido al suelo se hiciera en profundidad, también hay distribuidores provistos de cubas-tanque que, mediante rejas, depositan el abono líquido a una profundidad variable.

Para la aplicación de enmiendas minerales hay, en la actualidad, un número muy variable de máquinas abonadoras que pueden ser: a voleo, de caída libre, neumáticas o centrifugas.

Humanos: "Tractorista y peones".

PROCESO

La dosis de estiércol que se adicionan al suelo varía según los tipos de éste y según los cultivos. Para suelos de constitución media y cultivos de hortalizas, como el pimiento, la dosis suelen ser de 15t. de estiércol / ha, y la aplicación, estando el estiércol bien hecho, se debe hacer como mínimo 1 mes antes de la siembra o plantación, normalmente entre enero y febrero.

Suelen realizarse aplicaciones de estiércol a dosis variables entre 9,000 30,000 kg/ha, con los valores mínimos en el caso de utilizar gallinaza, y dosis mayores cuando se aplica estiércol de ovino o porcino.

El superfosfato de cal es el fertilizante que más se emplea, especialmente en suelos calizos, con dosis variables que pueden superar los 3,000kg/ha, más que por la adición de fósforo, evidentemente excesivo, por la incorporación de yeso, producto muy eficaz en la corrección de suelos sódicos. El calcio que incorpora el yeso al suelo sustituye al sodio en el complejo de cambio, actuando por lo tanto como mejorante de la estructura del suelo.

Otros fertilizantes empleados son; Sulfato anómico, Sulfato potásico, Fosfato diamónico, 15-15-1-5 12-28-4 etc. Se puede concluir que el abonado de fondo se basa en aportaciones de materia orgánica con dosis completamente de fosfato.

Como recomendación general de abonado de fondo se puede aplicar los siguientes tipos y cantidades, expresados en kg/ha (costa,1984)

*Con materia orgánica:

- Estiércol 13,000
- Superfosfato de cal 4,000

** Sin materia orgánica

- Sulfato amónico 300
- Sulfato de potasio 300
- Superfosfato de cal 800

Otras orientaciones recomiendan dosis de 500KG/ha de sulfato amónico y 2,000 kg/ha de superfosfato de cal, o bien la utilización de abonos complejos a dosis entre 800-900 kg/ha.

La distribución de fertilizante en el terreno de cultivo por abonadoras mecánicas se hace adaptando las salidas de la tolva según las dosis aplicadas por ha. La tolva puede ser de tornillos sin fin, de cadenas, con abonadoras centrifugas la distribución puede ser de disco o de boquilla oscilante, con una anchura o franja de abonado variable según los mecanismos de distribución y la velocidad de ellos.

Cuando se realiza un abono de fondo a base de fósforo y potasio para que constituyan reservas y mejoren el estado del suelo, debe hacerse introduciendo dichos fertilizantes a la mayor profundidad posible y próximos a las raíces, ya que son elementos con muy poco poder de desplazamiento.

RETRAL

La labor de estercolado y abonado de fondo queda mejor realizada cuando se emplean medios mecánicos para su distribución y aplicación, tales como remolques distribuidores o distribuidoras de fertilizantes.

Para que en los estiércoles almacenados no se detenga la fermentación por falta de humedad, es conveniente regarlos con los líquidos del estiércol o purín, que se complementan con agua, llevando a cabo esta operación con mayor frecuencia si la temperatura exterior es alta. Se procurará, cuando se efectúen estos riegos, que sean lo más uniforme por todo el montón de estiércol.

No es conveniente dejar en montones el estiércol llevado a las parcelas para su distribución, ya que las aguas de lluvia y el tiempo le producen perdidas de nitrógeno en forma de amoníaco. Por consiguiente, cuando se lleve a las parcelas, es necesario aplicarlo y enterrarlo sin dejar que transcurran muchos días.

Es práctica corriente en los abonados de fondo del cultivo del pimiento, el empleo de gallinaza. Como el nitrógeno que contiene las deyecciones de estas aves se desprende con facilidad en forma de amoníaco, perdiendo valor como fertilizante, es muy conveniente extender turba en los suelos de los depósitos, ya que, una vez mezclada con las deyecciones, forma un fertilizante organizo bastante bueno, puesto que la turba absorbe el nitrógeno amoniacal volátil y se enriquece como fertilizante orgánico bastante bueno, puesto que la turba absorbe el nitrógeno amoniacal volátil y se enriquece como fertilizante orgánico al mezclarse con la gallinaza.

PLANTACION

Objetivo

Asegurar el arraigo al terreno definitivo de las plántulas procedente de los semilleros.

Pronósticos

Una vez cortado el terreno en su caso, colocado el plástico, se procede al transplante, normalmente a raíz desnuda y a mano, durante abril y a mediados de mayo sin influir el sistema de cultivo elegido.

El transplante en un cultivo con riego de pie, se efectúa a una altura de la pared del surco de aproximadamente 25cm. La distancia entre plantas dentro de una misma fila y entre las dos filas de un caballón suele ser de 30-35 cm. Este margen de plantación equivale a unas densidades de plantación entre 60,000 y 70,000 plantas por hectárea.

En el transplante se utilizan 18 jornales por hectárea con acolchado y riego a manta, y 9 jornales cuando el sistema es por surco.

INSUMOS

Primarios: plántulas
Estructurales: Punzones o cuchillos especiales
Humanos: Peones

PROCESO

Por lo general, la realización del hoy de plantación suele hacerse de forma manual empleando un plantador, que es un útil compuesto de uno hoja de hierro en forma de cuchillo de unos 15-18 cm. de longitud y con un mango de madera.

Para hacer la plantación los trabajadores caminan al lado de caballón, las plántulas las llevan los trabajadores en un capazo o caja en donde pueden introducir la mano y coger éstas cómodamente para colocarlas en el golpe. Generalmente el trabajador camina hacia delante clavando el plantador en el suelo, que al hacer palanca deja una abertura en el suelo de unos 7-8 cm. de profundidad, en donde se coloca la plántula, sacando seguidamente el utensilio.

Cuando se trata de un cultivo en caballones y riego de pie, es conveniente que todos los hoyos estén, más o menos, a la misma altura y en el lado del surco.

Como norma general los trabajadores marchan hacia delante, en el sentido del surco, al tiempo que practican la apertura de hoyos en el mismo.

RETRAL

Si el arraigo de las plantas no es uniforme, será necesario replantar, pero cuando se hace esta operación las replantadas viene más retrasadas e igualmente su floración y la maduración de los frutos. Cuando las faltas no son considerables, no se realiza esta operación, aunque, en ocasiones, el agricultor la efectúa únicamente desde el punto de vista estético, para tener las líneas de cultivo completas.

La replantación suele efectuarse a los 8-10 días de la plantación, aprovechando el tempero de la tierra.

Dada la pequeña superficie destinada al pimiento, no se prevé una utilización masiva de maquinaria, pero como la misma es susceptible de regulaciones varias, su empleo en el transplante de otros productos, como el tabaco en el caso de Extremadura, puede ir haciendo más rentable su adquisición.

TIPOS DE SECADO

Para desecar el pimiento y obtener la cáscara seca(conjunto de las partes aprovechables del fruto en la transformación industrial, incluyendo semillas o binzas que podrán participan en mayor o menor grado) se pueden seguir los siguientes causes:

* Desecado natural por exposición al sol

* Desecado al sol bajo cubiertas de plástico

* Desecado por los gases de la combustión de la leña o desecado al humo

*Desecado mediante aire caliente.

LOS TRANSFORMADOS INDUSTRIALES

El proceso industrial de fabricación del pimentón ha evolucionado desde los tratamientos artesanales de antaño hasta las nuevas tecnologías incorporadas, que no sólo han trastocado los sistemas tradicionales de producción, sino que han afectado también a la naturaleza íntima del producto. Hoy día el tratamiento industrial más generalizado acomete las siguientes fases: se inicia con el lavado de la cáscara seca y posterior presecado. A continuación se elimina la binza o semillas del pimiento y se tritura el resto, normalmente en molinos de martillo, seguidamente se pasa a la molturación, realizada en molinos de piedra por donde pasa el triturado generalmente de cinco a siete pasadas, dependiendo de numerosos factores, el posterior tamizado permite dar la granulometría deseada en el mercado de destino; finalmente la transmisión, operación que se puede realizar con aceite o agua en un porcentaje siempre inferior al 10% homogeneiza el producto dándole un aspecto más uniforme puesto que aglomera las partículas finas.

En España se distinguen dos tipos de pimentones, producidos en las dos áreas productoras nacionales: la Región de Murcia (pimentón tipo murciano) y la comarca de La Vera (cacere), que produce un pimentón más oscuro y con cierto sabor ahumado, ya que el desecado en esta zona suele realizarse mediante el humo generado por la quema de leña, además, cuando utilizan determinadas variedades locales, adquiere un carácter picante. A nivel mundial son conocidos igualmente dos tipos de pimentones: Húngaro y americano (similar al tipo murciano). La diferencia más clara radica en que el húngaro es de color más oscuros y está menos molido que el americano o murciano. Las clases, características y categorías comerciales del pimentón, quedan regulada en el Código Alimentario, aprobado por el Decreto 2484/1967 de 21 de septiembre de 1967.

El pimentón suele envasarse en sacos de rafia o yute de 50kg. y de 25 kg. Hoy día los sacos de yute 25 kg. prácticamente han desaparecido, siendo sustituidos por los de papel o rafia. Muy utilizadas actualmente son las bolsas de plásticos de

5 kg. Las oleorresinas de pimentón suelen envasarse en latas metálicas, especialmente cuando se envían a zonas húmedas; las hay con tamaños de 1, ½ y ¼ de arroba (11,450 kg.)

Aunque el transformado mayoritario sigue siendo el pimentón, de vital importancia ha sido la incorporación de las técnicas de extracción de oleorresinas, con la implantación de un número importante de extractoras que contemplan un proceso transformador poco desarrollado en la mayoría de los países competidores.

La demanda de oleorresinas está en alza, mientras que el consumo de pimentón disminuye, básicamente y entre otras causas, por el descenso de consumo de los embutidos tipo chorizo, dada la gran diversificación de la charcutería actual. El aumento de la demanda de oleorresinas esta justificado, fundamentalmente, por dos motivos, su mejor conservación frente al pimentón y por ocupar un menor volumen de almacenamiento, que permite rebajar los costes de transporte.

El fabricante de pimentón y oleorresinas es una de las figuras más características del proceso comercializador del pimiento-pimentón, ya que realiza la actividad industrial y comercial simultáneamente, constituyendo a único agente de comercialización que recoge la dispersa materia prima y la distribuye, después de transformada, en unos casos por todo el territorio nacional, y en otros, por los mercados extranjeros (exportadores) Junto al fabricante, este proceso ha consolidado otros agentes de comercialización, siendo los más característicos: el especulador y el marquista.

Por otra parte, los intermediarios han evolucionado, de producir únicamente esta especia, a abarcar toda una gama de especias, que le permite trabajar durante todo el año aprovechando la infraestructura existente, ya que la producción de pimentón se caracteriza por tener cierto grado de estacionalidad, centrándose fundamentalmente entre los meses de septiembre a mazo, periodo durante el cual se obtiene las mejores calidades. A partir de marzo la producción disminuye, obteniéndose un producto de calidad inferior.

¨ Zapata, Bañon y Cabrera, hacen un trabajo sumamente complejo y exhaustivo desde la plantación hasta su comercialización, de un chile en especifico, y como resultado es un trabajo que recopila una dispersa información útil para profesionales, aficionados o curiosos, sin dejar duda alguna sobre el tema.

PROCESO DE IRRADIACION GAMMA EN ALIMENTOS

La preservación de alimentos para mejorar y extender su vida de anaquel, es una necesidad vital a nivel mundial.

El proceso de irradiación es una herramienta industrial futurista capaz de desafiar estas necesidades, y ha sido reconocida por expertos de la Organización Mundial de la Salud (WHO), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), y el Organismo Internacional de Energía Atómica (IAEA).
En comparación con los métodos de preservación químicos, la irradiación por rayos gamma, beta o rayos-x es cada vez más próspera porque brinda las siguientes ventajas sobresalientes:

Tratamiento de alimentos frescos sin afectación del producto o producción de residuos.

El proceso no incrementa la temperatura del producto.
El proceso es efectivo y rápido

Se realiza en el empaque final, previniendo contaminación bacteriana futura.
- El proceso es flexible y versátil para varios tipos de productos que requieren diferentes dosis de irradiación.

Las pruebas de vialidad realizadas por Centros de Investigación nacionales e internacionales han mostrado que actualmente las técnicas de irradiación son más seguras que los métodos químicos y son ideales para la preservación de los alimentos.

COMO SE IRRADIAN LOS ALIMENTOS

La irradiación de alimentos es un método físico comparable con la pasteurización, enlatado o congelación. Este proceso involucra la exposición de alimentos empaquetados a granel, a uno de los tres tipos de energía ionizante: rayos gamma, electrones acelerados o rayos-x. Esto se hace en una cámara especial a un tiempo específico. La fuente más común de irradiación gamma es el radioisótopo Cobalto-60 (Co-60), los alimentos son expuesto a esta radiación en una instalación segura denominada irradiador.

LOS BENEFICIOS

El proceso de irradiación de alimentos es una técnica que resuelve problemas de conservación, pero no modifica un alimento descompuesto en uno sano, sin embargo algunos comestibles no se pueden tratar con radiación, al igual que algunos alimentos no son adecuados para enlatarlos o congelarlos o aplicarles otra técnica de conservación.

Este proceso puede ser complemento de otras técnicas y solucionar algunos problemas específicos importantes, tales como el control de enfermedades que se transmiten por los alimentos, como salmonelosis, cólera, etc. Que son problemas mundiales, también resulta efectivo en el área de desinfectación, particularmente en climas tropicales donde los insectos afectan en gran porcentaje las cosechas.

Como ya se mencionó este proceso también puede extender la vida de anaquel de muchos alimentos a costos competitivos y se ofrece como una alternativa al uso de fumigantes y químicos, los cuales dejan residuos tóxicos.

En muchos casos los alimentos irradiados almacenados a su temperatura óptima y en empaques herméticos adecuados, duran más tiempo y retienen su calidad nutritiva y sensorial al igual que los alimentos pasteurizados, congelados o enlatados.

ACERCA DE ALIMENTOS IRRADIADOS

Mientras muchos alimentos, tales como frutas y vegetales, son mejores en sus estados naturales, otros simplemente no son seguros a manos que hayan sido procesados. Por ejemplo, siempre compramos leche pasteurizada como lo opuesto a la leche bronca y si tuviéramos que elegir, seleccionaríamos entre aves de corral frescos o congelados tratados con radiación ionizante.

Primera sección del Diario Oficial, martes 7 de marzo de 1995

NORMA OFICIAL.

Norma Oficial Mexicana NOM-033-SSA1-1993, Bienes y servicios. Irradiación de alimentos. Dosis permitidas en alimentos, materias primas y aditivos alimentarios.
JOSE MELJEM MOCTEZUMA, Director General de Control Sanitario de Bienes y Servicios, por acuerdo del Comité Consultivo Nacional de Normalización de Regulación y Fomento Sanitario, con fundamento en los artículos 39 de la Ley Orgánica de la Administración Pública federal 38, fracción 11,47 de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización 8º. Fracción IV y 13 fracción 1 del Reglamento Interior de la Secretaría de Salud.

Siguiente